LA PIEDRA EN LOS PLATOS DE DUCHA

Los Platos de Ducha de piedra siempre han sido elementos muy valorados por su resistencia y por su calidad. Al ser elementos naturales tienen también un componente de exclusividad, ya que al cambiar las vetas de la piedra natural cada plato tiene un matiz distinto al otro. Son platos muy decorativos y muy estéticos, pero debemos también indicar que, como principal desventaja, son elementos muy costosos, pesados y fríos al tacto. Por ello los fabricantes de platos de ducha han tratado de incorporar en los platos de resinas, todas las características ventajosas que tienen estos platos, eliminando las desventajas, para poner al alcance de todos los decorativos Platos de Ducha de Piedra. En este post queremos mostraros algunas de las opciones que existen en el mercado `para decorar nuestro baño con piedra.

PLATOS DEDUCHA DE PIEDRA NATURAL

Los tradicionales platos de ducha de piedra natural pueden ser de granito, mármol u otra piedra que no sea muy porosa, ya que cuanto más cerrado sea el poro menos facilidad damos a las bacterias y a los hongos para su aparición. En este sentido los platos pueden tratarse con productos que le confieran propiedades resistentes a los hongos y a la humedad sin modificar su apariencia.

Así mismo deben ser piedras con gran resistencia y no demasiado quebradizas, para evitar roturas indeseadas. En este sentido los platos más resistentes serían los de granito.

En general suelen ser de una sola pieza, pero también existe la posibilidad de confeccionar un plato de ducha a base de pequeñas piezas de piedra natural en forma de mosaico. Como hemos comentado en la entrada, estos platos tienen un coste muy elevado y además, si optamos por un plato de una pieza, la capacidad de adaptación del plato al espacio es mínima.

Además de las desventajas citadas anteriormente (su elevado peso y su tacto frio) otro aspecto negativo es la dificultad de la limpieza, ya que su porosidad hace complicado eliminar las posibles manchas.

PLATOS DE DUCHA DE RESINA CON ACABADOS PETREOS

Como ya habíamos adelantado en el encabezado de este post los fabricantes, con los platos de ducha de resinas con cargas minerales, han conseguido imitar a la perfección los valorados platos de ducha de piedra, pero eliminando las desventajas de los platos originales.

Los platos de resinas tienen un peso mucho más reducido, lo cual les hace más manejables y fáciles de colocar y se adaptan fácilmente a cualquier hueco, ya que se pueden cortar en obra con una simple radial.

En cuanto a la higiene y la limpieza, al no ser un material poroso, se eliminan los riesgos de aparición de manchas y de humedades. Lo cual se ve mejorado con los tratamientos antibactericidas que se aplican a los platos durante el proceso de fabricación.

Indudablemente no todo van a ser ventajas y en el aspecto estético, aunque la estética está muy lograda no llegan a alcanzar la naturalidad de la piedra, pero se aproximan bastante.

Por último y como detalle de originalidad para los más atrevidos, al ser materiales sintéticos se puede jugar mezclando texturas con colores que no existen en la naturaleza, como podría ser un plato de textura de pizarra pero de color blanco.

Pizarra Blanco

Dentro de esta gama de texturas pétreas las más habituales son las siguientes.

Pizarra

Pizarra3

Piedra Natural

Piedra Gris

Granito

Granito Gris

Granito3

Deja un comentario

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.