MAMPARAS DE DUCHA Y DE BAÑERA

Las mamparas de ducha o de bañera son uno de los elementos que hoy día catalogaríamos como imprescindible. Son tan cómodas, practicas y funcionales que van sustituyendo a pasos agigantados a las antiguas e incomodas cortinas.

Como casi todos los elementos que nos rodean, las mamparas también han continuado evolucionando desde sus inicios. Partiendo de las primeras mamparas, con las que hace unos años nos parecía que teníamos una ventana o una puerta en la ducha, hasta los nuevos y actuales diseños que, además de tratarlo como un elemento funcional, dan especial importancia al factor estético, creando elementos muy importantes en la decoración de nuestro cuarto de baño.

Quizás el valor fundamental que le confiere a la mampara un papel casi imprescindible en el cuarto de baño, es el disponer de un elemento que evite las salpicaduras y las fugas de agua, lo cual lleva unido a la funcionalidad un elevado aumento de la higiene y la limpieza durante el aseo diario. Indudablemente las mamparas de baño y ducha suponen un salto cualitativo en el aspecto de la higiene respecto a las cortinas de plástico.

Con el paso del tiempo no solo se han depurado los diseños y se han establecido soluciones para casi cualquier tipo de bañera o ducha, por muy complicada que a priori pueda parecer, sino que también se ha conseguido fabricar las mamparas con materiales más ligeros y fáciles de limpiar lo que a todas luces supone haber creado un elemento que nos hace la vida mas cómoda, todo ello sin olvidar, en ningún caso, el aspecto decorativo que también tiene una especial relevancia.

El mundo en el que vivimos nos convierte día a día en personas más exigentes y en este sentido los fabricantes de mamparas de baño han sabido estar a la altura de las expectativas de los usuarios, creando cada vez productos de más calidad, pero sin perder de vista la precaria situación de la economía, consiguiendo así una excelente relación calidad-precio.

Dentro de las mamparas de ducha y bañera, tenemos numerosas opciones, que debemos de sopesar antes de realizar cualquier compra. Se entiende que es un elemento con el cual vamos a convivir día tras día durante mucho tiempo y por ello debemos de tener en cuenta todos los aspecto que la rodean, como son la funcionalidad, los acabados, la configuración…..y no menos importante, el precio final.

MAMPARAS DE DUCHA.

Éstas las empleamos normalmente para colocar sobre un plato ducha. Para elegir la mampara para nuestra ducha lo primero que debemos de tener claro es,  ¿que configuración es la que mejor se adapta a nuestras necesidades? A continuación incluimos unos esquemas en los que se pueden ver los ejemplos de las configuraciones más habituales.

blog 1.1 blog 1.2 blog 1.3

Una vez que ya hemos tenemos clara nuestra configuración, el siguiente paso es decidir qué espacio es el que queremos cubrir, si queremos cubrir todo el plato o por el contrario solo una parte. Si se quiere cubrir solo una parte, la opción más habitual es la colocación de un panel fijo, y si lo que queremos es cubrir todo el plato, normalmente nos decidimos por configuraciones que pueden ser la combinación de paneles fijos con puertas correderas, todo puertas correderas, puertas abatibles, puertas plegables, etc.…

MAMPARAS DE BAÑERA

Este tipo se emplea para colocar sobre una bañera. Al igual que con las mamparas de ducha, lo primero que debemos de tener claro es la configuración que mejor se adapta a nuestras necesidades. Los ejemplos de las configuraciones más habituales para bañeras son los siguientes:

blog 2.1 blog 2.2

Asi mismo, una vez decidida nuestra configuración, el siguiente paso es decidir qué espacio es el que queremos cubrir, si toda la bañera o por el contrario solo una parte.

Al igual que sucede con las mamparas de ducha, para las mamparas de bañera hay infinidad de variables. Una opción bastante habitual y que resulta muy sencilla es la de una hoja abatible que cubra solo una parte de la bañera, con esto conseguimos poder ducharnos sin salpicar al exterior de la bañera y al mismo tiempo, al ser solo una hoja se produce un considerable ahorro en el precio final de la misma.

Deja un comentario

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.