MAMPARAS LOW COST

En el post de esta semana os vamos a hablar de las mamparas que denominamos Low Cost o de Bajo Coste. Pero no nos confundamos, que una  mampara sea Low Cost no tiene porque significar que la calidad del producto sea inferior.

Generalmente son mamparas de ducha o baño más económicas, y de ahí su denominación como mamparas de bajo coste. Esto se suele deber a 2 factores principales, por un lado a su diseño, como sería el caso de las mamparas que no cubren la totalidad de la bañera. En este caso al ser de un tamaño más reducido los fabricantes ahorran en materiales y por ello se reduce el coste final.

A esto también debemos añadir se trata de líneas de producción estándar y por ello, al fabricarse grandes cantidades de un mismo tamaño se reducen considerablemente los costes de producción.

En la foto que podéis ver a continuación tenéis un ejemplo de una mampara de bañera Low Cost con un precio muy interesante (95€).

TR570

Otro caso que nos podemos encontrar son mamparas que debido a un exceso de stock el propio fabricante quiere sacarlas al mercado a menor coste para vaciar sus almacenes o simplemente que se haya realizado un pequeño restiling de la mampara y se pretenda eliminar ese stock existente, para reemplazarlo por el nuevo producto. Esto no debe asustarnos, porque es algo habitual, que ocurre en más ocasiones de las que pensamos. Por ejemplo, si una prestigiosa marca de coches lanza un nuevo modelo al mercado, lo que hace con las unidades que le restan de anterior modelo es reducir el precio para dar salida a las unidades existentes, sin que por ello sean de peor calidad, simplemente digamos que no estamos comprando la ultima versión, sino la versión anterior, y no por ello una de inferior calidad. Esto, sin duda, es una forma de ahorrar en nuestro presupuesto.

da105

Lo que si tenemos que hacer es asegurarnos de que el producto que compramos tiene garantizadas las piezas de recambio. Porque lo que hoy puede ser una ganga, si mañana por un accidente domestico se rompe y no tiene repuestos no nos va a servir de nada, vamos que podríamos decir que es para tirar. Sin duda este sería el más claro ejemplo de que lo barato nos puede resultar carísimo, porque nos va a obligar a comprar de nuevo producto en cuestión.

Nuestra recomendación en este sentido es que tengáis mucho cuidado en donde comprar los artículos. Ya que no seriáis los primeros que compran una mampara en una gran superficie y se han encontrado que no estaba completa, que le faltaba un lateral adicional que no tenían en stock en ese momento y que en 15 días lo tendría y después de dos meses de esperar seguían sin tenerlo. En más de una ocasión nos hemos encontrado con clientes que han tenido que buscar soluciones alternativas para poder instalar estas gangas y en el mejor de los casos se consigue hacer un “apaño” para salvar la compra, pero no suele ser lo habitual.

Por esto si nos hacemos las pregunta ¿debemos comprar mamparas low cost o de bajo coste? la repuesta es clara, SI, pero siempre teniendo unas garantías.

Deja un comentario

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.