QUEREMOS PONER UNA MAMPARA…… PERO ¿CUÁL?. PARTE 1 MAMPARAS DE DUCHA

Una vez hayamos decidido instalar una mampara de ducha o de bañera nuestra siguiente tarea será ver por qué tipo de configuración decantarnos, en función de nuestras necesidades, nuestras posibilidades o simplemente por nuestros gustos.

Supongamos que lo que tenemos es un plato de ducha, vamos a intentar resumir lo mejor que podamos la gran variedad de configuraciones posibles que tenemos desde un punto de vista estético y practico

Caso 1.

Tenemos un cuarto de baño con un plato de ducha con un hueco para cubrir de 90 cm. En este caso lo normal es que nos decantemos por una hoja abatible o por unas hojas plegables, pues son las que mayor espacio libre de entrada nos dejarán.

Ya hemos decidido técnicamente la mejor solución, ahora vamos a intentar ajustar nuestro presupuesto. Nos tocará decidir que tipo de aluminio queremos, en este caso los acabados blancos normalmente son los mas económicos frente a los plateado o cromados. Por último que tipo de acristalamiento, habitualmente lo mas económico son los acabados en metacrilato. No obstante en el caso de las mamparas estándar frente a las mamparas a medida con las estándar podemos conseguir precios mas reducidos incluso en acabados en plata y cristal.

A continuación os enseñamos dos de las alternativas propuestas, la económica y funcional (perfilería en color blanco y con el acristalamiento en metacrilato) y la moderna y minimalista (perfilería o bisagras en color plata y cristal)

foto 1                          foto 2

Caso 2.

Tenemos un cuarto de baño con un plato de ducha de 120×80 cm. abierto en dos de sus lados.  En este caso lo habitual es que nos decantemos por una mampara con la apertura al vértice. Para este tipo de configuraciones tendremos infinidad de modelos similares con mínimas diferencias y entre todos los modelos encontraremos precios muy atractivos con una buena calidad, ya que los fabricantes de mamparas los tienen estandarizados.

foto 3

En este caso las posibilidades son elevadas, nos podemos decidir por hojas correderas, por combinación de hojas plegables con abatibles, incluso plegables con correderas, hay modelos para todos los gustos.

Sin duda, al igual que con el caso anterior, podemos buscar algo más exclusivo, lo cual incrementará algo o mucho el presupuesto que deberemos invertir, todo dependerá de hasta donde queramos llegar.

foto 4

Caso 3.

Tenemos un cuarto de baño con un plato de ducha entre paredes y necesitamos cubrir un hueco de 140 cm.

Al igual que en el Caso 2, los fabricantes de mamparas de ducha tiene bastantes modelos estandarizados donde elegir para este tipo de configuración, y por tanto lo que tenemos que buscar es una buena relación calidad-precio. Lo habitual para este caso es encontrarnos con mamparas de ducha compuestas de 1 hoja fija + 1 hoja corredera, o de 2 hojas fijas + 2 correderas.

foto 5.1

En estos casos, incluso en mamparas estandarizadas, nos encontramos con modelos que apenas tienen perfilería, y que por lo tanto nos dan mayor transparencia y limpieza a nuestro cuarto de baño.

Dentro de esta configuración de plato de ducha no podemos olvidarnos de incluir la posibilidad de poner o bien un panel fijo de unos 90 cm o un panel fijo con una pequeña hoja abatible lo que hará aun mas estanca nuestra mampara.

foto 6                     foto 6.2

En cualquier caso nos decantemos por una u otra opción siempre debemos saber que cuanto menos perfilería tenga la mampara, mas sensación de amplitud tendrá nuestra baño y mayor luminosidad.

Deja un comentario

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.